¡Cambio de dominio!

Visita

webdelhombre.com

- nuevo dominio, nuevo blog... todo mejorado!

jueves, 6 de septiembre de 2007

5 nuevas posiciones para el sexo

Explorar tu sexualidad puede ser un callejón sin salida si no tienes siempre presente el objetivo supremo: la felicidad de ella. Mira también la anterior entrada sobre posiciones para el sexo.

Perrito echado
  • Permite penetraciones más profundas.
  • Ella está boca abajo en la cama, con la cadera levantada.
  • Esta posición permite tener una penetración más cómoda, "haciéndote sentir más grande" según Rebecca Rosenblat, terapista sexual autora de "Seducing your man". Provoca también presión en zonas difíciles de alcanzar de la vagina. Para durar más, haz penetraciones poco hondas y respiraciones profundas, advierte April Masini, autora de Date Out of your League. Exhala con cada penetración.
  • No te comportes como el conejo de Duracell. Mueve tu cadera de lado a lado también.

Contracara
  • Hace que las diferencias de peso desaparezcan.
  • Te sientas en una silla o en el borde de la cama; ella se sienta de cara a tí en tu regazo.
  • Permite una gran flexibilidad. Ella puede controlar fácilmente el ángulo y la profundidad de la entrada, y ésta es una buena manera para un hombre de saber el tipo de ritmo que prefiere su pareja. Sentarse es bueno también para una maratón sexual porque nadie tiene que preocuparse sobre el cansancio de piernas y brazos.
  • Tus manos pueden descansar. Toma ventaja de los 8000 nervios en su clítoris, o los otros millones distribuidos a lo largo de su cuerpo.

El pretzel
  • Mezcla los estilos de perrito y misionero.
  • Ella se echa sobre su lado izquierdo. Te arrodillas entre sus piernas, doblando su pierna derecha sobre tu lado derecho y montando su pierna izquierda. Usa tus manos para atraerla hacia tí.
  • Se obtiene la penetración del estilo perrito sin perder el contacto visual.
  • Añade estimulación manual. Tu brazo derecho está perfectamente en posición para meterlo bajo su pierna derecha y tener ayuda adicional. Es una combinación sin pierde.


Piernas sobre hombros
  • Apunta a su punto G y te hace sentir más grande.
  • Ella descansa ambas piernas sobre uno de tus hombros.
  • Cualquier posición en la que la mujer levanta las piernas hace más estrecha la vagina, según Rosenblat. Desliza sus pies sobre tu pecho, un pie en cada músculo pectoral, y empieza a moverte hacia los lados o hacia arriba y abajo. Ella está en la posición perfecta para controlar cómo estimulas tú el punto G.
  • Mantente atento. Si ella empuja su cuerpo hacia tí, le gusta la posición. Si no, prueba otra cosa.

El ayudante de la vaquera
  • La pone en control y te permite tener las manos para ayudarte.
  • Ella se agacha encima de tí, subiendo y bajando con ayuda de sus muslos. Tú la ayudas sosteniendo su cadera y levantando la tuya en cada empujón.
  • Ella apreciará que le cedas el control. Esta posición le permite escoger entre una penetración profunda o ligera, dice Rosenblat. La ligera estimulará el tercio frontal de la vagina, la parte más sensible.
  • Necesita fuertes muslos para mantener esta posición, así que usa tus brazos para ayudarla en algo del esfuerzo de moverse hacia arriba.

5 comentarios:

  1. Estas notas de educación sexual son cada vez más necesaria en la información para las nuevas generaciones.
    Es necesario acabar con tanto silencio absurdo para formar a la juventud en materia de sexualidad y poder así prevenir tantas enfermedades entre ellas el Sida.

    ResponderEliminar
  2. Esta publicación es muy eficaz aun cuando tenemos una pareja con quien llevemos tiempo y queramos innovar en nuestro acto sexual

    ResponderEliminar
  3. estas posiciones me tienen aburrida quiero algo diferente

    ResponderEliminar
  4. soy mujer y me gusta buscar cosas nuevas para hacer feliz a mi novio me gusta mucho la pagina

    ResponderEliminar
  5. Definitivamanete no se puede experimentar todo si no hay escrúpulos en la pareja, pese a la atracción física, la educación sexual es muy necesaria para prevenir muchas circunstancias lamentables, entre ellas las enfermedades venéreas o en el mejor de los casos un embarazo a temprana edad o no deseado o la combinación de la enfermedad con lo segundo.

    ResponderEliminar