¡Cambio de dominio!

Visita

webdelhombre.com

- nuevo dominio, nuevo blog... todo mejorado!

miércoles, 29 de agosto de 2007

7 tips para darle el mayor placer (2 de 2)

Anterior...

4. Flota como una mariposa

Tal vez no quieran admitirlo, pero las mujeres gustan de recibir sexo oral tanto como nosotros. Si tú ya sabes cómo hacerlo bien, felicitaciones. Pero si quieres tratar de hacerlo mejor, trata esta técnica: es la Mariposa de Venus, descrita por Ava Cadell, sexóloga clínica en Los Angeles:

Besa y toca a tu pareja algunos momentos hasta que se comience a sentir excitada. Entonces, empuja suavemente hacia atrás la capucha del clítoris. Estimúlalo con primero cortos y luego largos golpecitos, sea con tu lengua o con tus dedos humedecidos. Pídele a tu pareja que te diga cuándo ha alcanzado al menos un 8 en excitación en la escala del 1 la 10.

Entonces, con pequeños movimientos circulares, estimula toda el área exterior de la vagina con tu lengua y con tus dedos hasta que ella retroceda hasta 5. Ahora, regresa al clítoris. Cuando alcance el 8 de nuevo, pon la palma de tu mano contra sus genitales y desliza un dedo dentro de su vagina. Con la yema del dedo, da golpecitos en un punto a más o menos 5 centímetros dentro de su vagina, en la pared superior (hogar del evasivo punto G -algunas mujeres lo tienen y algunas no, pero de cualquier modo, ella lo sentirá bien). Mantente golpeando suavemente o lamiendo su clítoris mientras golpeas también suavemente su punto G. Ella te dirá cuando sea momento de detenerse.

5. Mantenla esperando

La paciencia no es una virtud de la mayoría de los hombres, pero las mujeres pueden encontrarla muy atractiva. ¿Por qué apresurar una de las más grandes cosas en la vida? Disfrútala más.

Tómate mucho más tiempo

El hombre típico mira a su pareja desvestirse y luego se tira encima de ella como un arquero agarrando una pelota. Toma sus pechos y los trabaja como si fueran una pizza y pronto ella se aburre. Así que si quieres causar una buena impresión, sorpréndela con tu lentitud. La clave: concéntrate en un movimiento in crescendo en sus pezones. Empieza en el borde externo del pezón y ve lentamente hacia dentro. Mientras tus dedos se deslizan, podrás notar que el anillo alrededor del pezón (la aureola) se oscurece y el pezón se endurece. Pon un dedo en cada lado del pezón y presiónalo hacia abajo ligeramente, separando tus dedos mientras lo haces. Haciendo que el pezón esté tirante (¡y listo!) aumentarás las sensaciones de ella cuando comiences a chupar o lamer unos momentos después.

Comienza temprano en el día

Llama a tu pareja durante el día y dile qué te gustaría hacer esa noche cuando estén en casa. Ambos estarán pensando en sexo por horas.

6. Sorpréndela con la guardia baja

Puedes tener manos mágicas, pero si haces el amor siempre de la misma manera cada vez, tarde o temprano ella empezará a aburrirse. Cuando una mujer anticipa el movimiento que el hombre va a hacer, ella puede comenzar a no sentir excitación en el sexo. Aquí algunas ideas para mejorar:

Trata nuevas posiciones

El consejo número uno para los hombres es cambia tus posiciones sexuales con frecuencia. El orgasmo de ella se sentirá distinto en cada posición, y ella estará agradecida por tu creatividad.

Aléjate de todo

Cambiar el ambiente es muy importante para una mujer. Si no puedes ir a un hotel, ve a acampar. No es el lugar tanto como la sensación de que ella no tiene que preocuparse de los detalles, que tú te preocuparás de todo.

7. Cuida el bombeo

Mientras haces la prueba con todas esas nuevas posiciones (¡eeeeso!) no olvides la técnica más básica del coito: la penetración. La penetración monótona puede no provocar ninguna sensación en la mujer, especialmente si no está lo suficientemente excitada para responder a sensaciones intensas. Variaciones en la profundidad, la velocidad y el ritmo pueden mejorar dramáticamente la experiencia para ambos. Algunos especialistas sugieren comenzar con movimientos lentos, y cuando tu pareja se excite más, hacer una mezcla con un alto porcentaje de penetraciones profundas. Para mantenerla en vilo, haz algunas pausas breves entre períodos de peneteración.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario